All for Joomla All for Webmasters

ILUSIÓN DEL PRIMER AMOR

ILUSIÓN DEL PRIMER AMOR

Dejo caer mi cuerpo cansado en la cama, lo pedía y lo necesitaba luego de un día de clases, sentía que no podía más y lo que necesitaba era un largo sueño, uno profundo en el cual no pensara en nada de lo que había pasado, pero no quería estar sola, no sabía exactamente que tenía ese día, no quería tener tiempo para pensar, aunque mi cuerpo estuviera cansado, quería tener la mente ocupada para que las mismas preguntas de siempre no me agobiaran. ¿Será que con 18 años de edad me había enamorado de esa forma? ¿Se podría querer a alguien tanto? Qué había pasado que me había dejado tan vacía, que a pesar de tenerlo todo sentía ese espacio sin llenar en mi corazón.

Samuel era mi ex y la persona a parte de mi familia que más había querido, no soy de esas chicas que cree fácil en el amor, digamos que soy completamente lo contrario, pensaba que el amor no existía, no me preocupaba por mi apariencia física y solo me importaba la escuela, no era del montón más bien me destacaba por ser la chica rara, estudiosa, que no salía y no tenía vida social.

Había tenido ilusiones pasajeras, no me había interesado ningún hombre que no fueran personajes ficticios de los libros y eso debían ser libros excelentes y que acaparran toda mi atención para poderme leer un libro de amor. Me sentía completamente realizada sin nadie a mi lado, vivía en mi mundo sin importar lo que pensaran ni lo que dijeran de mí, mi pasatiempo favorito a parte de leer era comer, cosa rara porque nunca engordaba.

Sabia de Samuel Gibson por ser el hombre más “popular” en la escuela, se destacaba por su mala conducta, poco interés en los estudios, gran devoción a su vida social y sobre todo pero no menos importante es su gran fama de seductor. Era el niño rico de papa que conseguía todo lo que quisiera, daba las mejores fiestas, vestía de las mejores marcas, andaba en los carros más finos y tenia las mujeres más hermosas.

Katherin Gibson la hermana de Samuel era mi mejor amiga, la única persona que me entendía, no me juzgaba, no me criticaba y no me veía como un bicho raro, ella era la niña citadina, con experiencias múltiples, una de las mas lindas de todo el instituto, pero a su vez era estudiosa, juiciosa y nunca tuvo una vida social como su hermano, nos conocimos en la clase de literatura luego de el gran debate sobre la literatura hispana, nos ubicaron juntas y nos hicimos amigas por nuestro amor a la literatura y a la vez nuestro odio por el señor Tim el profesor.

El 22 de marzo Kathe tuvo un accidente automovilístico, lo cual le ocasiono una fractura en el brazo derecho y un golpe en la cabeza por el cual le dieron una incapacidad de 15 días.

En esos días kathe me pidió que luego de la escuela llegara a su casa para ver las tareas y los nuevos temas, yo iba todas las tardes a su casa, pero no tan de buena gana luego de que una semana después Samuel me hubiera hecho una broma con sus amigos, broma en la cual hirieron mi ego, no gustaba de Samuel en lo absoluto, solo iba a esa casa por Kathe porque yo era su única amiga y me necesitaba luego de que su novio Miguel la dejara.

Después de que terminara la incapacidad de Kathe se hizo costumbre las visitas a su casa, sentadas en la alberca leyendo o en el mejor de los casos divirtiéndonos mientras criticábamos a los media neuronas de los amigos de Samuel y a el por supuesto, un día en una fiesta de los hermanos Gibson, Samuel me arrojo a la piscina, por primera vez no fue intencional, me ayudo a salir y me llevo a un baño para que me secara, mientras me conseguía ropa limpia para cambiarme.

Ese día por primera vez no me pareció el niño tonto y ególatra de siempre, sino un caballero que era capaz de tratar bien a una dama. Samuel comenzó a tratarme mejor y las tardes las pasaba con su hermana y conmigo haciéndonos reír de cualquier bobada, sí que tenía un excelente sentido del humor, como el pocos para hacerme reír. Estaba con nosotras hasta las 7 ya que luego él se iba para donde su novia que era Vanessa y yo me quedaba con Kathe.

En el colegio no hablábamos casi, solo cuando tenía algún problema que acudía a mi ayuda, digamos que me convertí en su cómplice, lo ayudaba en todo lo que necesitaba y le tapaba algunas faltas de fidelidad con Vanessa, me convertí en su mejor amiga y su cómplice, era la única persona capaz de decirle la verdad sin importar lo que fuera a suceder.
Era su mejor amiga sin duda alguna, contaba conmigo siempre y yo con él para lo que necesitaba ¿cómo podían ser amigos dos personas tan diferentes?

Luego de algunos meses pasaba el descanso con Sam y sus amigos, Sam le apode de cariño, Vanessa no toleraba mi presencia, decía que yo no pertenecía a su mundo, que gente como yo no merecía estar rodeada de personas tan importantes como ellos, que aunque él lo quisiera yo nunca iba a encajar.

Después de 2 años de relación Vanessa le termino a Sam ya que se entero de que él le había sido infiel con su mejor amiga, ella no podía creer como él y ella la hubieran traicionado de esa forma tan descarada, Violetta que era como su hermana, una noche los dos ebrios se involucraron y luego de eso ella fue su amante durante 10 meses hasta que Vanessa se enteró.

Sam decidió no rogarle a Vanessa ya que ella tenía muy clara su decisión, así que se puso de conquista, un día nos pusimos hacer un listado de las chicas que quizás cumplían los requisitos para ser su novia, nos duramos con la lista como un mes, buscando a la indicada.

Sam y yo pasábamos todo el día juntos hasta el punto que Kathe llego a sentir celos de nuestra amistad, éramos inseparables.
SULLY FERNANDEZ
GRADO 11B

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CALENDARIO ESCOLAR
febrero 2018
L M X J V S D
    Mar »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728